FRAUDES EN INTERNET / ONLINE CON TARJETA DE CREDITO

Internet es un océano de información, la cuál, cuando está bien utilizada, proporciona un gran servicio a los usuarios, pero cuando está mal utilizada, puede causar mucho daño. La característica principal de la información de Internet es que es pública, por lo que todo el mundo puede llegar a verla, a no ser que se tomen las medidas oportunas.

Y esas medidas deben de ser extremadas a la hora de utilizar la tarjeta de crédito en Internet, ya que existen miles de estratagemas para intentar obtener números de tarjeta de crédito y poder utilizarlos, después, de forma fraudulenta.

Algunos de los ejemplos de estos fraudes son:

  • Phising: Los estafadores mandan correos electrónicos diciendo ser la entidad bancaria que emitió tu tarjeta de crédito. Te piden datos de la misma para hacer una comprobación rutinaria y si obtienen los números de tu tarjeta, después la utilizarán para realizarte cargos.

  • Plataformas de pago no seguras: A la hora de adquirir un producto o servicio a través de Internet las páginas de compra te mandan a una plataforma de pago. La inmensa mayoría de estas plataformas son seguras y no generan ningún problema, pero hay una pequeña minoría que no son más que una excusa para poder copiar tus números. Para saber si una plataforma de pagos es segura o no, tan solo hay que ver si la dirección url incorpora la “s”, es decir, la palabra “https://” (con la “s” después de http) o sin la “s” http://. Vigila que cuando hagas un pago a través de internet, la página tenga, delante de la url, “https”.

  • Chollos: Son negocios u oportunidades realmente inmejorables que se te presentan en Internet y que no puedes dejar pasar. Entonces, para poder iniciar el proceso del negocio te piden tu tarjeta de crédito para abonar un porcentaje del negocio, generalmente el 40%. Claro está que una vez que tengan tus números, aprovecharán para realizar todos los cargos que puedan antes de que te des cuenta.

Al igual que los fraudes reales, los fraudes digitales están en continua evolución, y cada día aparece uno nuevo. Por ello es importante no facilitar los datos de tu tarjeta de crédito en cualquier página, y, sobre todo, usar el sentido común y desconfiar de las oportunidades que son o parecen “demasiado” buenas.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR