¿Te ha informado el banco que te ha dado la tarjeta de crédito los seguros que van asociados a tu tarjeta de crédito? Seguro que no. Éste suele ser un apartado por el que todos los bancos pasan por alto, para evitar posibles reclamaciones posteriores en el caso en que se de la situación adecuada para reclamar el pago al seguro.

¿Cuáles son los seguros que llevan asociados las tarjetas de crédito de manera habitual?

  • Seguro de vida: El objetivo de este seguro es cubrir el saldo que tenga la tarjeta en el momento del fallecimiento del titular. Imagínate que alguien fallece con una deuda en la tarjeta de 5.000 euros y ésta recae sobre los herederos. Pues gracias a este seguro, esa cantidad estaría cubierta.

  • Seguro de daño o pérdida de equipaje: Si se paga un viaje con tarjeta de crédito, el seguro cubre la pérdida total o parcial del equipaje. Además, la mayoría suelen incluir una compensación por demora.

  • Seguro por robo: Éste es el más importante. Este seguro cubre cualquier cargo que se realice contra nuestra cuenta en caso de robo, siempre y cuando lo notifiquemos de manera adecuada y realicemos la denuncia policial pertinente.

  • Seguro contra el fraude: El seguro contra fraude funciona de forma similar al seguro por robo. Ambos aseguran la tranquilidad del usuario de la tarjeta.

  • Seguro por accidente en viaje: Aunque depende de unas tarjetas a otras, este seguro suele cubrir los accidentes y enfermedades, con los posibles gastos médicos generados, en viajes del titular de la tarjeta y de su familia (esposas e hijos, menores de una determinada edad).

  • Seguro de protección de compra: Te protegerá en caso de que hayas realizado una compra con la que no has quedado totalmente satisfecho. Como es evidente, esta protección es temporal, es decir tiene un plazo a partir del cuál ya no se puede utilizar.