TARJETAS DE DEBITO

La característica que mejor define a una tarjeta de débito es que en el mismo momento que usted realiza una compra o una transacción cualquiera con ella, ésta se debita (se carga) inmediatamente en su cuenta corriente. Es decir, si usted compra un libro por 20 euros, estos 20 euros serán retirados de su cuenta de manera inmediata. Es casi como pagar con dinero en efectivo, pero sin tener que llevar el dinero encima.

La principal desventaja de una tarjeta de débito es que está referenciada al saldo de tu cuenta corriente, es decir, si tu saldo es cero o inferior a la transacción que deseas realizar, la tarjeta de débito no te servirá de nada, ya que nunca te concede un crédito, ni aplaza pagos.

Por lo demás, sirve para retirar dinero de cualquier cajero adherido, eso sí, a la red de tu banco. Si retiras dinero de un cajero que no esté adherido a la red de tu banco, tendrás que abonar una comisión que oscilará entre el 2 y el 4 por ciento.

La tarjeta de débito más conocida y más utilizada es la Visa Electron.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR